7 consejos de salud bucal para niños de 3 a 5 años - SANUM

7 consejos de salud bucal para niños de 3 a 5 años

7-consejos-de-salud-bucal-para-niños-de-3-a-5-años-iamgen-interior

En SANUM Dental sabemos lo importante que es para todas las familias mantener una correcta y saludable higiene dental. Pero, a qué no sabíais que los niños de 3 a 5 años ya se les debe educar de forma correcta para que mantengan un higiene dental por si mismos.

En el artículo de hoy: 

7 consejos para la buena salud oral de bebés y niños pequeños de 0 a 3 años

Usa dentífrico con bajo contenido en fluoruro:
  • Debes usar una cantidad pequeña de dentífrico.
  • No dejes que se trague el dentífrico, enséñalo a escupirla.
  • Es aconsejable no enjuagar, ya que al no hacerlo se mantiene una cantidad pequeña de fluoruro en la boca que protege los dientes.
Cepilla los dientes a lo largo de la linea de las encías por lo menos dos veces al día: 
  • El cepillado de los dientes elimina la placa que causa la caries dental.
  • Cepilla todas las superficies de los dientes y las encías dos veces al día (después del desayuno y antes de dormir).
  • Es importante que el cepillo de dientes esté diseñado para niños (debe tener una cabeza pequeña y cerdas suaves).
  • Hasta los 7 u 8 años de edad es aconsejable que un adulto supervise y ayude a cepillar los dientes. Aunque recomendamos dejar que lo hagan solos para potenciar sus habilidades.
 El agua del grifo, es la mejor aliada:
  • El agua del grifo es muy recomendable por el fluoruro que contiene.
  • Si vives en Albacete, en este link puedes ver un análisis del contenido del agua que bebemos.
Los niños no necesitan zumo de frutas o bebidas azucaradas:
  • El zumo de frutas y las bebidas azucaradas pueden causar caries.
  • El zumo de frutas y las bebidas de frutas no son necesarias ni recomendadas para niños menores de 12 meses.
  • El zumo de frutas sin 'azúcar añadida' contiene azúcar natural que también puede causar caries.
  • Las bebidas azucaradas incluyen: refrescos, zumo de frutas, bebidas deportivas, bebidas alcohólicas, bebidas de frutas y bebidas energéticas.
  • Los refrescos para las dietas contienen ácidos que también pueden dañar los dientes.
Pon limite a las chuches:
  • Limita, en la medida de lo posible, la ingesta de chuches.
  • Si tienes la costumbre de usarlas como incentivo o recompensa, evítalo.
Las comidas y bocadillos saludables son importantes para tener dientes saludables:
  • Incorporas fruta, verdura, cereales, productos lácteos, carne, pescado y huevo produce en su cuerpo muchos beneficios y a su salud dental, también.
  • Las frutas y las verduras son una parte muy importante de una alimentación saludable.
  • La leche, el yogur y el queso (y algunas fuentes alternativas como la leche de soja) son excelentes fuentes de calcio. Eso sí, elige lácteos sin azúcar añadida.
  • Antes de comprar alimentos preparados, revisa la etiqueta. Los alimentos preparados suelen tener altos niveles de azúcar.
  • Predica con el ejemplo, y haz tuya la alimentación saludable.
 Los niños deben tener una evaluación de salud oral antes de los 2 años de edad:
  • La primera evaluación de salud oral puede ser proporcionada por un dentista u otro profesional de salud bucal, enfermera o médico de salud materno infantil.
  • Realizar revisiones con regularidad puede ayudar a detectar problemas con tiempo. Las primeras etapas de la caries dental pueden ser tratadas.
  • Puedes obtener más información sobre nuestros servicios dentales para niños, haciendo clic aquí.
Consúltanos si tu hijo se ha dañado un diente:
  • Cualquier incidente, como la rotura de un diente, requiere de una revisión de urgencia para descartar problemas en el futuro.

 

 

 

Instituto SANUM, cuidado integral de tú Salud, y la de tu Familia.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar