¿Qué es el drenaje linfático y para qué sirve? - SANUM

¿Qué es el drenaje linfático y para qué sirve?

En Instituto Sanum, contamos con el tratamiento DLM y con nuetra compañera Ana como profesional especalista. Ana está muy cualificada en este campo, puediendo, si fuera necesario, aplicar otras terapias de manera complementaria, como serían Physium y Diatermia.

 

 

¿Qué es el drenaje linfático y para qué sirve?

Es una variedad del masaje, que actúa directamente sobre el sistema linfático, con el fin de eliminar toxinas y retención de líquidos.

El Drenaje Linfático Manual es una técnica que se utiliza para reabsorber el exceso de sustancias del espacio intersticial, drenarlo y transportarlo hasta el sistema vascular. Al tiempo que ayuda a combatir infecciones.

Es un masaje muy suave y lento, se realiza empujando tangencialmente la piel, hasta el límite de su elasticidad. Estos empujes de la piel se hacen en sentido a las diferentes zonas linfáticas (lugar donde se encuentran los ganglios linfáticos regionales).

Imagen 1 ¿Qué es el drenaje linfático y para qué sirve?

¿Qué es la linfa y el sistema linfático?

El sistema linfático está compuesto de órganos y tejidos, principalmente formado por:

  • La linfa: La linfa es un líquido incoloro que contiene principalmente glóbulos blancos (que son esenciales en la defensa de nuestro cuerpo contra las infecciones), proteínas, grasas y sales.Se transporta desde los tejidos hasta la sangre a través de los vasos linfáticos
  • Órganos (bazo, timo…).
  • Ganglios linfáticos, conductos y vasos linfáticos que producen y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. El sistema linfático es una parte principal del sistema inmunitario del cuerpo. Una insuficiencia venosa afecta siempre al sistema linfático pero no al revés.

¿Qué pasa cuando hay insuficiencia del sistema linfático?

Cuando hay insuficiencia del sistema linfático se produce el edema. El edema es la acumulación de líquido. Los edemas se pueden producir tras cirugías terapéuticas de miembros o de abdomen o tras cirugías de estética, tales como, liposucción (abdomen, brazos…) o aumento/disminución de pecho.

Otros edemas, se pueden producir durante y después del embarazo, donde se produce una importante retención de líquidos lo que aumenta el volumen de pierna y muslo. En ocasiones, estos edemas pueden persistir tras dar a luz, por ello, es aconsejable un masaje drenante efectivo como es el drenaje linfático manual.

Y por último, los linfedemas, que se producen por una insuficiencia de los propios vasos y ganglios, ya sea por un déficit valvular o por una disminución del número de ganglios, algo común tras un proceso cancerígeno.

Imagen 2 ¿Qué es el drenaje linfático y para qué sirve?

Tratamientos con drenaje linfático manual

Nuestra profesional utiliza la técnica de drenaje linfático y masaje drenante para el tratamiento de:

  • Edemas: Linfedemas, Flevoedemas y Lipedemas.
  • Celulitis, liposucciones.
  • Piernas cansadas o hinchadas
  • Varices
  • Pre y Post-operatorios
  • Trastornos de origen reumático (artrosis, artritis,…)
  • Acné
  • Cicatrices, queloides.
  • Hipertensión
  • Edema premenstrual
  • Por mal funcionamiento de la glándula tiroides
  • Edema por problemas renales
  • Afecciones del aparato digestivo
  • Ansiedad, estrés.

Beneficios del drenaje linfático manual

Entre los principales beneficios del drenaje linfático manual encontramos los siguientes:

  • Regula el equilibrio hídrico del organismo
  • Mejora el funcionamiento del sistema linfático
  • Mejora la circulación de retorno
  • Depura el organismo
  • Tiene efecto relajante del sistema nervioso
  • Baja la presión sanguínea
  • Estimula la función renal
  • Estimula el sistema inmunológico

Contraindicaciones del drenaje linfático

A pesar de que los beneficios del drenaje son múltiples, hay ocasiones en las que su uso está contraindicado relativa, o incluso absolutamente.

  • Procesos cancerígenos en curso.
  • Infecciones agudas.
  • Tromboflebitis/trombosis en curso.
  • Enfermedades autoinmunes (lupus)
  • Inflamaciones agudas (gota, cólico nefrítico).
  • Hipotensión arterial
  • Insuficiencia cardiaca descompensada

Imagen 3 ¿Qué es el drenaje linfático y para qué sirve?

¿Con qué frecuencia me hago Drenaje Linfático Manual?

La frecuencia con la que recibir una sesión de drenaje linfático depende principalmente si se padece una patología de las mencionadas anteriormente, o si tras una patología debemos realizar sesiones de mantenimiento.

En el primer caso la recomendación será recibir hasta dos sesiones semanales de masaje de drenaje linfático manual.

Para mantenimiento de nuestra forma y prolongar los resultados del drenaje linfático con el tiempo la recomendación es realizar una sesión de drenaje linfático semanal o bisemanal.

Es importante incidir en este último punto: El drenaje linfático tiene unos efectos fantásticos como ya hemos visto. Pero para prolongar estos resultados en el tiempo es muy importante realizar sesiones de mantenimiento. En nuestra opinión, es mucho más importante prevenir una patología que invertir tiempo y dinero en el remedio.

Y siempre que exista patología que haga necesario el drenaje linfático, acudir a un fisioterapeuta.

 

Contacta con nosotros

 

Ana Martínez

Fisioterapeuta del equipo SANUM

 

Instituto SANUM, cuidado integral de tú Salud y la de tu Familia. 

 

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar