Mitos sobre la nutrición deportiva - SANUM

Mitos sobre la nutrición deportiva

Mitos sobre la nutrición deportiva Imagen 1

Como en todos los ámbitos de la alimentación, el área del deporte no es una excepción y circulan muchos mitos, algunos de ellos muy arraigados que se difunden mediante el boca a boca. Analizamos los más habituales.

Para aumentar la masa muscular es bueno tomar claras de huevo crudas

Al tomar el huevo crudo, la proteína que posee es menos digerible perdiendo gran parte de ella, por lo que si nuestra intención es tomar proteínas de buena calidad, estamos haciendo justo lo contrario. Además, una vez calentado el huevo, se desactivan las sustancias “antinutrientes” que impiden que podamos disponer de sus vitaminas, minerales y nada que moleste a la tripsina pancreática para poder digerir y absorber toda la proteína del huevo.

Imagen Huevos

Por ejemplo, el huevo contiene una sustancia denominada avidina, que actúa como antinutriente, bloqueando la absorción de la Vitamina B8 pudiendo originar déficit. Al cocinar el huevo, provoca la desnaturalización de la avidina y permite que la Vitamina B8 quede disponible para el organismo.

En resumen, peor digestibilidad, menos absorción de nutrientes, menos acción de nuestras enzimas digestivas y además hay mayor riesgo de infección por Salmonella. Y aún por encima, con un sabor nada agradable, por lo que no hay ninguna ventaja en comer huevos crudos en comparación con comerlos cocinados

La L-Carnitina es un “quemagrasas

Imagen  L-Carnitina

Nuestro organismo fabrica L-Carnitina de forma natural a partir de dos aminoácidos (lisina y metionina) y que tenemos reservas de L-Carnitina en varios tejidos de nuestro organismo. Y además de poder fabricarla, la consumimos en alimentos como carnes, pescados y lácteos.

¿Cuál es su función? Transportar un tipo de ácidos grasos hacia el interior de la parte de la célula donde estos ácidos grasos se oxidan (“queman”) para producir energía (la mitocondria), es decir, obtiene energía a partir de las grasas.  Por esta razón, los fabricantes de complementos incluyen L-Carnitina en la composición de sus productos, usando como gancho publicitario “quemagrasas”. Pero que sea fundamental en el proceso de oxidación de las grasas, no quiere decir que sea lo que lo provoque, ya que es un transportador y no un “quemador”. A día de hoy no hay evidencias científicas de que el aporte de L-Carnitina acelere el consumo de grasa ni en reposo ni durante el ejercicio.

Según el Consenso de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE) sobre ayudas ergogénicas, actualmente no hay trabajos que evidencien que la suplementación con L-Carnitina durante el ejercicio aumente el consumo máximo de oxígeno, mejore la oxidación de ácidos grasos, ahorre glucosa o retrase la fatiga muscular.  Y suplementarse con L-Carnitina tampoco afecta a la recuperación más rápida de la fatiga muscular posterior al ejercicio ni a la reparación del tejido muscular esquelético ni al aumento de capacidad de resistencia ni al metabolismo energético.

Sudar adelgaza, NO, mediante el sudor perdemos agua y sales minerales y por eso se puede pesar menos justo después de una sesión de ejercicio. Pero hay que reponer esa agua y esas sales, bebiendo agua o bebida isotónica según la duración y las condiciones del ejercicio. Se recomienda beber un 150% del peso que hayamos perdido.
Sudar es un mecanismo que se utiliza para mantener la temperatura corporal, que aumenta durante el ejercicio. La grasa no se elimina mediante el sudor, si no que se “quema” para obtener energía.

Así que ni la sauna sirve para adelgazar, ni pasar calor mientras se hace ejercicio, ni el que más suda es el que más calorías consume. El mecanismo que nos hace sudar y el que nos hace obtener energía a partir de las grasas son independientes, así que no te abrigues mientras haces ejercicio con el fin de sudar más y bebe de forma continua para estar bien hidratado.

Debo tomar la proteína nada más de entrenar, ya que la ventana anabólica solo dura 30 minutos

Proteinas

El famoso: Cuanto antes tomes la proteína más músculo desarrollarás ¿Necesitas tu batido post entreno?
Si antes del entrenamiento ya has tomado un batido de proteínas o aminoácidos, no necesariamente necesitas tomarte otro nada más finalizarlo. Una pequeña dosis de aminoácidos esenciales (6g) ingerida justo antes del entrenamiento, es capaz de elevar los niveles hasta 2 horas después de finalizado el mismo, es decir, cuando terminamos de entrenar nuestros niveles de aminoácidos en plasma todavía permanecen altos, por lo que no hay que preocuparse si tardamos una hora en tomarnos la proteína.

 

Miriam Moreno Padilla

Dietista - Nutricionista

 

Instituto SANUM, cuidado integral de tú Salud.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar