Agua: Eres lo que bebes - SANUM

Agua: Eres lo que bebes

Agua--eres-lo-que-bebes-Imagen-Interio-Uno

¿Cuánta agua debes beber cada día? Es una pregunta simple sin una respuesta fácil.

Algunos estudios han dado como resultado diversas recomendaciones a lo largo de los años. Pero las necesidades individuales de agua dependen de muchos factores, incluida la salud, el nivel de actividad y el lugar donde se reside.

No hay una fórmula única que se adapte a todos. Pero saber más sobre la necesidad de líquidos del cuerpo te ayudará a calcular la cantidad de agua que debes beber cada día.

¿Cuáles son los beneficios del agua para la salud?

El agua es el principal componente químico del cuerpo y constituye entre el 50% y el 70% del peso corporal. No cabe ninguna duda sobre que tu cuerpo depende del agua para sobrevivir.

Cada célula, tejido y órgano de tu cuerpo necesita agua para funcionar correctamente. Por ejemplo, agua:

  • Elimina los desechos a través de la micción, la transpiración y las deposiciones.
  • Mantiene tu temperatura normal
  • Lubrica y amortigua las articulaciones
  • Protege los tejidos sensibles

La falta de agua puede provocar deshidratación, una condición que ocurre cuando no se tiene suficiente agua en el cuerpo para llevar a cabo las funciones normales. Incluso una deshidratación leve puede agotar tu energía y hacer que te sientas cansado (a).

¿Cuanta agua necesitas?

Todos los días se pierde agua a través de la respiración, la transpiración, la orina y las deposiciones. Para que tu cuerpo funcione correctamente, debes reponer el suministro de agua consumiendo bebidas (sin azúcar) y alimentos (frutas y verduras de temporada) que contengan agua.

Entonces, ¿cuánto líquido necesita un adulto promedio y saludable que vive en un clima templado? 

  • Aproximadamente 3,7 litros de líquidos al día para los hombres.
  • Aproximadamente 2,7 litros de líquidos al día para las mujeres.

¿Por qué necesitamos beber agua?

Mantenernos hidratados es crucial si queremos asegurarnos de que todas nuestras funciones corporales estén funcionando correctamente. Desde la digestión hasta nuestro estado de ánimo, no hay un solo aspecto de nuestra salud que no se vea afectado por nuestra ingesta de agua.

El área más obvia en la que el agua tiene un impacto es nuestra dieta. Beber agua ayuda a reducir los antojos de azúcar. Dado que nuestro cerebro no distingue entre sed y hambre, beber agua nos mantendrá saciados a largo plazo. A menudo nos da una punzada de hambre simplemente porque estamos deshidratados, por lo que un vaso de agua servirá para satisfacer ese hambre mucho más que un bollo o un bocadillo. La hidratación también ayuda a mejorar el rendimiento cuando se trata de ejercicio, lo cual es extremadamente importante de tener en cuenta.

Una vez que comiences a hidratarte adecuadamente, tendrás menos migrañas y dolores de cabeza. El agua también ayuda a niños y adultos a mantenerse alejados de los problemas digestivos, incluido el estreñimiento.

Una ingesta saludable de agua también reduce el riesgo de infecciones de la vejiga, sin mencionar que ayuda a prevenir la aparición de cálculos renales y mejora la salud dental. Beber agua es una excelente manera de reducir la resaca y se ha descubierto que mejora los resultados de salud mental, incluida la ayuda para controlar la ansiedad.

¿Debo preocuparme por beber demasiada agua?

Beber demasiada agua rara vez es un problema para los adultos sanos y bien nutridos. Los atletas ocasionalmente pueden beber demasiada agua en un intento de prevenir la deshidratación durante el ejercicio prolongado o intenso. Cuando bebe demasiada agua, sus riñones no pueden eliminar el exceso de agua. El contenido de sodio de su sangre se diluye. Esto se llama hiponatremia y puede poner en peligro la vida.

Agua y Nutrición

 

 

Beber agua todos los días es importante para tu salud. Beber agua puede prevenir la deshidratación, una condición que puede causar pensamientos confusos, provocar cambios de humor, hacer que tu cuerpo se sobrecaliente y provocar estreñimiento y cálculos renales.

El agua ayuda a tu cuerpo a:

  • Mantener una temperatura normal
  • Lubricar y amortiguar las articulaciones
  • Protege tu médula espinal y otros tejidos sensibles
  • Elimina los desechos a través de la micción, la transpiración y las evacuaciones intestinales.

Tu cuerpo necesita más agua cuando estás:

  • En climas cálidos
  • Más activo físicamente
  • Corriendo una fiebre
  • Tener diarrea o vómitos

La mayoría de sus necesidades de líquidos se satisfacen a través del agua y las bebidas que bebe. Puede obtener algunos líquidos a través de los alimentos que come, especialmente los alimentos con alto contenido de agua, como muchas frutas y verduras.

Consejos para beber más agua

  • Lleva contigo una botella de agua y rellénela durante el día.
  • Congela algunas botellas de agua aptas para congelador.
  • Elija agua en lugar de bebidas azucaradas.
  • Opta por el agua cuando salgas a comer. 
  • Sirve agua durante las comidas.
  • Agrega una rodaja de lima o limón a su agua. Esto puede ayudar a mejorar el sabor y ayudarlo a beber más agua de la que suele beber.
  • Asegúrate de que tus hijos también estén tomando suficiente agua.

 

Irene Cuenca

Dietista | Nutricionista

Irene Cuenca Diestista Nutricionista de Sanum Nutricion

Instituto SANUM, cuidado integral de tú Salud y la de tu Familia.


Fuentes:

  • CDC.gov 
  • Mayo Clinic

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies